Transmitimos y Recibimos.


En ocasiones pasamos nuestro tiempo con la familia, amigos, compañeros de escuela o trabajo pero independientemente si estamos trabajando o descansando, siempre estamos transmitiendo y recibiendo algo, esto afecta de manera significativa el resultado de nuestro día.

Con el propósito de estimular la curiosidad comparto las siguientes reflexiones:

Define si eres innovador o experto la diferencia radica; en que al primero le gusta crear, al segundo le gusta hacer lo que está probado, el primero toma riesgos prueba y error hasta conseguir lo que está buscando o encontrar algo maravilloso que no estaba buscando, el segundo observa lo que funciona y lo utiliza a su beneficio de la mejor manera sistemáticamente, ninguno es mejor que el otro pero es importante conocer lo que deseas hacer.

Acostumbras decir ¿quiero ir al cine? o ¿dices tengo que ir al cine?, si bien es cierto que el objetivo es el mismo, el proceso del como llegas a la meta es distinto, para mejorar la forma siempre reflexiona antes de establecer una meta si esta la necesitas o la deseas pues la respuesta definirá tu actitud hacia todo lo que hagas.

Conoces lo que te hace falta tan bien como lo que tienes, en ocasiones solemos invertir más tiempo en conocer lo que deseamos, imaginamos cómo disfrutaríamos eso que nos hace falta, desestimando lo que tenemos a nuestro alrededor, moraleja nadie sabe lo que tiene hasta que lo pierde.

Actualízate obtener un certificado, diploma o título no es una licencia para dejar de estudiar, al contrario es una responsabilidad de mantenerse al día con lo que ocurre, cada vez las tecnologías avanzan más rápido y lo que aprendimos ayer puede no ser adecuado hoy.

Quinta y última reflexión, lo malo es que la suma de estas reflexiones determinaran lo que transmitimos a los demás y eventualmente en eso nos convertiremos, en alguien que hace o se excusa, resuelve o complica, crea o destruye, lo bueno es que los resultados los decidimos nosotros y lo podemos mejorar con cada presente recibido al despertar por la mañana.

Asegúrate de que tus acciones te acercan a tu meta y que la meta es lo que deseas.